(MÚSICOS y CRIADOS)


CRIADO 1°.- ¿Dónde anda Cacerola, que ni limpia un plato, ni nos ayuda en
nada?
CRIADO 2°.- ¡Qué pena me da ver la cortesía en tan pocas manos, y éstas
sucias!
CRIADO 1°.- Fuera los bancos, fuera el aparador. No perdáis de vista la plata.
Guardadme un pedazo de pastel. Decid al portero que deje entrar a Elena y a
Susana la molinera. ¡ Cacerola!
CRIADO 2°.- Aquí estoy, compañero.
CRIADO 1°.- Todos te llaman a comparecer en la sala.
CRIADO 2°.- No puedo estar en dos partes al mismo tiempo. Compañeros,
acabad pronto, y el que quede sano, que cargue con todo. (Entran Capuleto, su
mujer, Julieta, Teohaldo, y convidados con máscaras.)


CAPULETO.- Celebro vuestra venida. Os invitan al baile los ligeros pies de
estas damas. A la danza, jóvenes. ¿Quién se resiste a tan imperiosa tentación?
Ni siquiera la que por melindre dice que tiene callos. Bien venidos seáis. En
otro tiempo también yo gustaba de enmascararme, y decir al oído de las
hermosas secretos que a veces no les desagradaban. Pero el tiempo llevó
consigo tales flores. Celebro vuestra venida. Comience la música. ¡Que pasen
delante las muchachas! (Comienza el baile.) ¡Luz, más luz! ¡Fuera las mesas!
Nada de fuego, que harto calor hace. ¡Cómo te agrada el baile, picarillo! Una
silla a mi primo, que nosotros no estamos para danzas. ¿Cuándo hemos dejado
la máscara?
EL PRIMO DE CAPULETO.- ¡Dios mío! Hace más de 30 años.
CAPULETO.- No tanto, primo. Si fue cuando la boda de Lucencio. Por
Pentecostés hará 25 años.
EL PRIMO DE CAPULETO.- Más tiempo hace, porque su hijo h cumplido
a
los treinta.
CAPULETO.- ¿Cómo, si, hace dos años, aún no había llegado a la mayor
edad?

14