- Al principio pensamos que podía tratarse de un crestón de roca magnética, pero toda
la evidencia geológica estaba en contra de ello. Y ni siquiera un gran meteorito de
ferroníquel podía producir un campo tan intenso como éste; por lo que tomamos la
decisión de ir a examinarlo.
"La primera partida no descubrió nada... sólo el acostumbrado terreno llano, enterrado
bajo una muy tenue capa de polvo lunar. Introdujeron un taladro en el centro exacto del
campo magnético, para obtener una muestra para su estudio. A siete metros, el taladro se
detuvo. Así que el grupo de investigación comenzó a excavar... tarea nada fácil en traje
espacial, puedo asegurarles.
"Lo que hallaron les hizo volver apresuradamente a la Base. Enviamos un grupo mayor,
con mejor equipo. Excavaron durante dos semanas... con el resultado que conocen
ustedes.
La ensombrecida sala de conferencias se tornó de súbito muda y expectante al cambiar
la imagen de la pantalla. Aunque todos la habían visto varias veces, no había nadie que
no alargase el cuello como si esperase encontrar nuevos detalles. En la Tierra y en la
Luna se había permitido a menos de cien personas, hasta entonces, que posaran sus ojos
en aquella fotografía.
Mostraba a un hombre en brillante traje espacial rojo y amarillo, de pie en el fondo de
una excavación, y sosteniendo una vara de agrimensor marcada en decímetros. Era
evidentemente una foto sacada de noche, y podía haber sido tomada en cualquier lugar
de la Luna o Marte. Pero hasta la fecha, ningún planeta había producido nunca una
escena como aquella.
El objeto ante el cual posaba el hombre con el traje espacial, era una loza vertical de
material como azabache, de unos cuatro metros aproximadamente de altura y sólo dos de
anchura; a Floyd le recordó, un tanto siniestramente, una gigantesca lápida sepulcral. De
aristas perfectamente agudas y simétricas, era tan negra que parecía haber engullido la
luz que incidía sobre ella; no presentaba en absoluto ningún detalle de superficie.
Resultaba imposible precisar si estaba hecha de piedra, de metal, de plástico... o de algún
otro material absolutamente desconocido por el hombre.
- T.M.A.-1 - declaro casi reverentemente el doctor Michaels -. Parece como nueva ¿No
es así? Apenas puedo censurar a quienes pensaban que sólo tenía una antigüedad de
unos pocos años, y trataban de relacionarla con la Expedición China del 98. Pero por mi
parte, nunca creí en ello... y ahora hemos sido capaces de fecharla positivamente, a
través de la evidencia geológica local.
"Mis colegas y yo, doctor Floyd, ponemos en juego nuestra reputación en esto. T.M.A.-
1 no tiene nada que ver con los chinos. En realidad no tiene nada que ver con la especie
humana... pues cuando fue enterrada ahí, no había humanos.
"Tiene una antigüedad de aproximadamente tres millones de años. Lo que está usted
ahora contemplando es la primera evidencia de vida inteligente fuera de la Tierra.



12 ­ Viaje con luz terrestre


Macro- Cráter Province: Se extiende al Sur desde cerca del centro de la cara visible de
la Luna, Al Este del Cráter Central Province. Densamente festoneado con cráteres de
impacto, muchos de ellos grandes, incluyendo el mayor de la Luna; al Norte, algunos
cráteres abiertos por impacto, formando el Mar Imbrium. Superficies escabrosas casi por

34