148

De las manos y las patas
Me ataron cuatro cinchones;
Les aguanté los tirones
Sin que ni un !ay! se me oyera,
Y al gringo la noche entera
Lo harté con mis maldiciones.



149

Yo no sé porqué el gobierno
Nos manda aquí a la frontera
Gringada que ni siquiera
Se sabe atracar a un pingo.
!Si creerá al mandar un gringo
Que nos manda alguna fiera!



150

No hacen más que dar trabajo,
Pues no saben ni ensillar;
No sirven ni pa carniar:
Y yo he visto muchas veces
Que ni voltiadas las reses
Se les querían arrimar.



151

Y lo pasan sus mercedes
Lengüetiando pico a pico
Hasta que viene un milico
A servirles al asao...

43