Teniendo al campo la vista,
Solo vía hacienda y cielo.



37

Cuando llegaban las yerras,
!Cosa que daba calor!
Tanto gaucho pialador
Y tironiador sin yel.
!Ah, tiempos... pero si en él
Se ha visto tanto primor!



38

Aquello no era trabajo,
Mas bien era una junción,
Y después de un güen tirón
En que uno se daba mana,
Pa darle un trago de cana
Solía llamarlo el patrón.



39

Pues vivía la mamajuana
Siempre bajo la carreta,
Y aquel que no era chancleta,
En cuanto el goyete vía,
Sin miedo se le prendía
Como güerfano a la teta.

12