produzcan armonía. Como ignoro el arte...

HAMLET.- Pues, mira tú, en que opinión tan baja me tienes. Tú me
quieres tocar, presumes conocer mis registros, pretendes extraer lo más
íntimo de mis secretos, quieres hacer que suene desde el más grave al
más agudo de mis tonos y ve aquí este pequeño órgano, capaz de
excelentes voces y de armonía, que tú no puedes hacer sonar. ¿Y juzgas
que se me tañe a mí con más facilidad que a una flauta? No; dame el
nombre del instrumento que quieras: por más que le manejes y te
fatigues, jamás conseguirás hacerle producir el menor sonido.




Escena XVIII



POLONIO y dichos.



HAMLET.- ¡Oh! Dios te bendiga.

POLONIO.- Señor, la Reina quisiera hablaros al instante.

HAMLET.- ¿No ves allí aquella nube que parece un camello?

POLONIO.- Cierto, así en el tamaño parece un camello.
HAMLET.- Pues ahora me parece una comadreja.

POLONIO.- No hay duda, tiene figura de comadreja.
HAMLET.- O como una ballena.
POLONIO.- Es verdad, sí, como una ballena.

HAMLET.- Pues al instante iré a ver a mi madre. Tanto harán estos
que me volverán loco de veras. Iré, iré al instante.
POLONIO.- Así se lo diré.

95