esos anuncios. ¿Yo? Pues ¿no
serían
traición culpable en mí tales
afectos?
¿Yo un nuevo esposo? No, la que se
entrega
al segundo, señor, mató al primero.

HAMLET.- Esto es zumo de ajenjos.

CÓMICO 2.º.- Motivos de interés tal vez inducen

a renovar los nudos de Himeneo;
no motivos de amor: yo causaría
segunda muerte a mi difunto dueño
cuando del nuevo esposo recibiera
en tálamo nupcial amantes besos.
CÓMICO No dudaré que el corazón te dicta
l.º.-
lo que aseguras hoy: fácil creemos
cumplir lo prometido y fácilmente
se quebranta y se olvida. Los
deseos
del hombre a la memoria están
sumisos,
que nace activa y desfallece presto.
(111)
Así pende del ramo acerbo el
fruto,
y así maduro, sin impulso ajeno,
se desprende después. Difícilmente
nos acordamos de llevar a efecto
promesas hechas a nosotros
mismos,
que al cesar la pasión cesa el
empeño.
Cuando de la aflicción y la alegría
se moderan los ímpetus violentos,

86