falta descubrir la causa de este efecto, o por mejor decir, la causa de
este defecto, porque este efecto defectuoso, nace de una causa, y así
resta considerar lo restante. Yo tengo una hija... La tengo mientras es
mía, que en prueba de su respeto y sumisión... Notad lo que os digo...
(73)
Me ha entregado esta carta . Ahora, resumid los hechos y sacaréis la
consecuencia. Al ídolo celestial de mi alma: a la sin par Ofelia... Esta
es una alta frase... ¡Una falta de frase, sin par! Es una falta de frase,
pero, oíd lo demás. Estas letras, destinadas a que su blanco y hermoso
pecho las guarde: éstas...
GERTRUDIS.- ¿Y esa carta se la ha enviado Hamlet?

POLONIO.- Bueno, ¡por cierto! Esperad un poco, seré muy fiel.

Duda que son de fuego las
estrellas,
duda si al sol hoy movimiento
falta,
duda lo cierto, admite lo dudoso;
pero no dudes de mi amor las
ansias.

Estos versos aumentan mi dolor, querida Ofelia; ni sé tampoco
expresar mis penas con arte; pero cree que te amo en extremo posible.
Adiós. Tuyo siempre, mi adorada niña, mientras esta máquina exista.
Hamlet. Mi hija, en fuerza de su obediencia, me ha hecho ver esta carta,
y además me ha contado las solicitudes del Príncipe; según han
ocurrido, con todas las circunstancias del tiempo, el lugar y el modo.

CLAUDIO.- ¿Y ella cómo ha recibido su amor?

POLONIO.- ¿En qué opinión me tenéis?
CLAUDIO.- En la de un hombre honrado y veraz.

POLONIO.- Y me complazco en probaros que lo soy. Pero, ¿qué
hubierais pensado de mí, si cuando he visto que tomaba vuelo este
ardiente amor...? Porque os puedo asegurar que aun antes que mi hija
me hablase, ya lo había yo advertido... ¿Qué hubiera pensado de mí
vuestra Majestad y la Reina que está presente, si hubiera tolerado este
galanteo? ¿Si, haciéndome violencia a mí propio, hubiera permanecido

54