mesa, jardín sombrío, pocos amigos, pero dignos de él, pocos y doctos
libros; estos fueron los placeres que halló, y los únicos capaces de
procurarle verdadero contento. Allí manifestó aquella simplicidad de
costumbres que había sabido conservar entre la relajación del teatro y
los peligros de una capital inmensa; y allí, huyendo de su gloria, vivió
retirado, tranquilo, amado de cuantos le conocieron practicó en silencio
la virtud, cultivó sus campos y aprendió a familiarizarse con las ideas de
la muerte, sin desearla ni temerla. Falleció el día 23 de Abril de 1616, y
fue enterrado en la Iglesia mayor de Stratford, donde hoy se conserva su
sepulcro.

Siete años después de su muerte se publicó la primera colección de
sus obras, que han sido impresas en diferentes épocas. Rowe, Pope,
Warburton y Theobald, Hanmer, Jonhson, Sewell Grey, Malone y otros
eruditos las han ilustrado con prólogos, notas y comentos, dando de
ellas magníficas ediciones, que diariamente se multiplican. La pintura
ha formado en Londres una copiosa galería de cuadros, representando
en ellos las principales situaciones de sus dramas, que el grabado ha
repetido en exquisitas láminas. La escultura ha esparcido su retrato por
toda Inglaterra en estatuas y bustos. Garrik le consagró un templo a
orillas del Támesis. En las del Avon, que baña los muros de Stratford,
se celebra su memoria con himnos y fiestas; y en la Iglesia de
Westminster, donde reposan las cenizas de los Monarcas, de los Héroes
y los Sabios de aquella nación, Shakespeare tiene entre ellos digno
monumento.




PERSONAJES

CLAUDIO, Rey de Dinamarca.
GERTRUDIS, Reina de
Dinamarca.
HAMLET, Príncipe de
Dinamarca.
FORTIMBRÁS, Príncipe de
Noruega.
LA SOMBRA DEL REY

15