FAUSTO




ALTMAYER
Ahí detrás el tabernero tiene un esportillo con
herramientas.

MEFISTÓFELES
(A Frosch, tomando el taladro). Ahora decid qué deseáis
probar.

FROSCH
¡Cómo se entiende! ¿Tanta variedad tenéis?

MEFISTÓFELES
Eso lo dejo al gusto de cada cual.

ALTMAYER
(A Frosch), - ¡Ajajá! Ya empiezas a relamerte.

FROSCH
Pues bien: si he de escoger yo, quiero vino del Rhin. No
hay do-nes más ricos que los que ofrece la patria.

MEFISTÓFELES
(Haciendo un agujero en el borde de la mesa hacia el sitio donde está
sentado Frosch.) Traedme acá un poco de cera para hacer luego
los tapones.

ALTMAYER

97

96