JOHAN WOLFGANG GOETHE




FROSCH
Prestad atención. Voy a darles zumba.

MEFISTÓFELES
(A Fausto). Esa gentecilla nunca huele al diablo, aunque la
tenga él agarrada por el gañote.

FAUSTO
Recibid nuestro saludo, señores.

SIEBEL
Con mil gracias os lo devolvemos. (En voz baja, mirando de
soslayo a Mefistófeles). ¡Qué! ¿Cojea de un pie el tío ése?

MEFISTÓFELES
¿Nos dáis licencia para sentarnos también a vuestro lado?
A falta de una buena bebida, que no es posible tener, la
compañía nos deleitará.

ALTMAYER
Parecéis hombre muy mal acostumbrado.

FROSCH
Seguramente habréis salido tarde de Rippach. ¿Habéis
cenado con maese Juan Mamacallos antes de partir?

MEFISTÓFELES

92

91