FAUSTO




CORO DE ÁNGELES
Volveos hacia la luz, llamas amorosas. Cure la verdad a
aquellos que se condenan, a fin de que gozosos se libren del
espíritu maligno y logren la suprema beatitud en la unión
universal.

MEFISTÓFELES
(Reanimándose). ¿Qué me pasa? Cual Job con toda su
persona cubierta de llagas, que se da horror a sí mismo, y que
al propio tiempo triunfa cuando se mira, muy a fondo,
cuando tiene confianza en sí y en su linaje; se han salvado las
partes nobles del diablo. El fantasma del amor se arroja sobre
la piel. Hanse ya extinguido las abominables llamas, y como
es del caso, os maldigo a todos juntos.

CORO DE ÁNGELES
¡Llamas benditas! Aquel en torno de quien ellas fluctúan
se siente en la vida dichoso con los buenos. Todos unidos,
elevaos y entonad loores. Purificado está el aire; respire, pues,
el espíritu.
(Se elevan llevándose la parte inmortal de Fausto.)

MEFISTÓFELES
(Mirando en derredor). Mas ¿cómo? ¿Adónde se han ido?
Enjambre de menores, tú me pillaste descuidado; han echado
a volar hacia el cielo con su presa. Por eso estaban ellos tan
engolosinados aquí alrededor de esta fosa. Me han robado

557

556