JOHAN WOLFGANG GOETHE


señor es la única que tiene autoridad. ¡Arriba! ¡Fuera de la
cama, vosotros mis servidores, uno por uno! Poned
felizmente de manifiesto lo que con audacia concebí.
Empuñad los útiles, poned en movimiento pala y azadón. El
plan diseñado debe llevarse luego a feliz término. De un
orden riguroso, de una febril actividad, resulta la más bella
recompensa. Para dar cima a la más grande obra, un solo
ingenio basta a mil manos.




544

543