FAUSTO


Si oís entonar cantos infantiles, al punto hacéis de ello
vuestra propia fiesta; si me veis saltar a compás, brinca
vuestro corazón paternal.

HELENA
El amor, para hacer humanamente feliz, aproxima una
digna pare-ja; mas, para un embeleso divino, forma una
deliciosa tríada.

FAUSTO
Entonces ya nada nos falta. Tuyo soy, y tú eres mía, y así
estamos unidos. En verdad, no podría ser de otra suerte.

EL CORO
Al grato aspecto de este niño, se acumula sobre esta
pareja una dicha de numerosos años. ¡Oh, cuánto me
conmueve esta unión!

EUFORIÓN
Dejadme ahora brincar, dejadme ahora saltar. Lanzarme a
las más elevadas regiones del aire es mi anhelo, el afán que ya
se apodera de mi.

FAUSTO
Con mesura, sobre todo; con mesura. Nada de temeridad,
a fin de evitar una caída y un desastre. Que este hijo querido
no cause nuestra pérdida.



459

458