FAUSTO


¿Tendréis paciencia para escuchar silenciosas el extenso
hilo de mi relato? Son muchas historias.

EL CORO
Paciencia sobrada. Después de todo, mientras
escuchamos, vi vimos.

FÓRCIDA
Aquel que, estándose quieto en casa, guarda un rico
tesoro y sabe revocar las paredes de la alta mansión, así como
asegurar la techumbre contra el rigor de la lluvia, aquel pasará
bien los dilatados días de su vida; pero quien temerario
atraviesa a la ligera y con fugitiva planta el sagrado linde de
sus umbrales, a su regreso encuentra, sin duda, el antiguo
sitio, bien que todo cambiado, sino enteramente destruido.

HELENA
¿A qué vienen ahora tales sentencias harto sabidas? Si
quieres narrar, no suscites pesares.

FÓRCIDA
Es pura historia, no es reproche ni por asomo.
Navegando como corsario, Menelao bogó de bahía en bahía;
playas e islas, todo lo tocaba de paso como enemigo, y volvía
con un botín, ese mismo que está amontonando ahí dentro.
Frente a Ilión pasó diez largos años; mas para el regreso al
hogar, no sé cuanto estuvo. Pero, ¿qué ha sido aquí de la
noble casa de Tíndaro? ¿Qué ha sido del reino del contorno?

431

430