FAUSTO


THALES
(En voz baja a Proteo). Por otra parte, paréceme crítico el
caso. Presumo que es hermafrodita.

PROTEO
Entonces, tanto más pronto logramos nuestro objeto. De
cualquier modo que ello se presente, la cosa se arreglará. Mas
no se trata ahora de cavilar mucho; es preciso que tengas tu
origen en el dilatado mar. Allí uno empieza primero siendo
pequeño y se complace engullendo a los más pequeños; de
este modo va creciendo poquito a poco, y se forma para
empresas más elevadas.

HOMÚNCULO
Aquí sopla un airecillo muy suave; esto enverdece, y la
fragancia me deleita.

PROTEO
Lo creo así, niño encantador, y más lejos aún te parecerá
mucho más grato; en esa estrecha lengua de tierra cercada por
el mar, la atmósfera excede a toda ponderación. Ahí enfrente
vemos bastante de cerca la muchedumbre que ahora llega
flotando. Venid conmigo allá abajo.

THALES
Os acompaño.

HOMÚNCULO

399

398