FAUSTO


Tres hemos traído con nosotros; el cuarto no quiso venir.
Decía ser el verdadero, el que pensaba por todos ellos.

LAS SIRENAS
Bien puede un dios burlarse de otro dios. En cuanto a
vosotros, honrad todos los favores y temed todo mal.

NEREIDAS Y TRITONES
En realidad, son siete.

LAS SIRENAS
¿Dónde quedaron los tres restantes?

NEREIDAS Y TRITONES
No sabríamos decirlo. Habrá que buscarlos en el Olimpo;
allí hay también, sin duda, el octavo, en el cual nadie había
aún pensado. Prontos a hacernos mercedes, pero no
dispuestos todavía todos ellos. Estos seres incomparables
pretenden ir siempre más lejos, ham-brientos, anhelosos de
lo inaccesible.

LAS SIRENAS
Nosotras estamos habituadas a elevar preces dondequiera
que haya un ser entronizado en el sol y en la luna. Esto
reporta provecho.

NEREIDAS Y TRITONES



395

394