FAUSTO


de su covacha. Pero tiene dura la cabeza ese ente arisco y
avinagrado. La humanidad entera jamás hace cosa alguna a
gusto de ese viejo gruñón. No obstante, tiene el don de leer
en lo porvenir, y por lo mismo, todos le profesan respeto y le
honran en su retiro. Por otra parte, ha hecho bien a más de
uno.

HOMÚNCULO
Hagamos la prueba y tentemos el vado. No creo que me
cueste el vidrio y la llama.

NEREO
¿Son voces humanas las que percibe mi oído? ¡Qué
coraje me da en lo más hondo del corazón! Criaturas que
aspiran a llegar al nivel de los dioses, y condenadas, sin
embargo, a semejarse siempre a si mismas. Desde remotos
tiempos podía yo gozar de un reposo divino, y con todo,
sentíame impelido a hacer bien a los mejores de entre los
hombres, y cuando al fin consideraba los hechos realizados,
era exactamente lo mismo que si nada hubiese yo aconsejado.

THALES
Y a pesar de ello, ¡oh Viejo de la mar! se tiene confianza
en ti. Sabio eres, no nos rechaces de este sitio. Mira esta
llama, y aunque de humana configuración, se abandona por
entero a tu consejo.

NEREO

391

390