JOHAN WOLFGANG GOETHE




UN ESTUDIANTE
¡Voto va! ¡Cómo andan aquellas garridas mozas! Ven,
camarada; hemos de acompañarlas. Buena cerveza, tabaco
fuerte y una muchacha muy acicalada: esto es lo que me gusta
a mí.

UNA SEÑORITA DE LA CLASE MEDIA
(A otra.) Mira, mira aquellos guapos mocitos. ¿No es una
vergüenza que, pudiendo gozar de la mejor compañía, corran
tras esas mozas de servicio?

SEGUNDO ESTUDIANTE
(Al primero). No tan aprisa. Ahí detrás vienen dos mu-
chachas muy lindamente vestidas; una de ellas es vecina mía,
y es una chica de la cual estoy muy prendado. Andan con su
paso tranquilo, y acabarán por juntarse con nosotros.

PRIMER ESTUDIANTE
No, señor camarada; no me gusta a mí tanto engorro.
Apretemos el paso, no sea que se nos escape la pieza. La
mano que empuña la escoba el sábado, es la que mejor te
acariciará el domingo.
UN BURGUÉS
No; no me gusta el nuevo burgomaestre. Ahora que lo es,
se vuelve cada día más insolente. Y vamos a ver: ¿qué hace
en favor de la ciudad? ¿Por ventura no van las cosas siempre



38

37