JOHAN WOLFGANG GOETHE




MEFISTÓFELES
Parece que anda despavorida; nos ha visto pasar por los
aires.

HOMÚNCULO
Deja que se vaya. Pon en el suelo a tu caballero, y al
punto volverá a la vida, pues la busca en el reino de la
Fábula.

FAUSTO
(Tocando el suelo). ¿Dónde está?

HOMÚNCULO
No sabríamos decírtelo, pero es probable que la
encuentres a fuerza de preguntar por ella. Dándote prisa,
puedes, antes que ama-nezca, ir siguiendo su rastro de llama
en llama. Para quién ha osado ir hasta las Madres, ya nada hay
insuperable.

MEFISTÓFELES
También estoy aquí por mi propio interés. Así, opino que
lo, mejor para nuestro buen éxito, sería que cada cual tentara
entre las fogatas sus propias aventuras. Y luego, para
reunirnos de nuevo, chiquitín, haz lucir y sonar tu linterna.

HOMÚNCULO



344

343