FAUSTO




HOMÚNCULO
¿Y cómo podía eso llegar a vuestros oídos? Vos conocéis
tan sólo los fantasmas románticos; el verdadero fantasma
debe ser también clásico.

MEFISTÓFELES
Entonces, ¿hacia qué lado hay que emprender el viaje? Ya
estoy hastiado de mis antiguos colegas.

HOMÚNCULO
Al noroeste, Satán, se halla tu región predilecta, pero esta
vez hacemos rumbo hacia el sudeste... Por una dilatada
planicie corre libre el Peneo formando frescos y apacibles
remansos cercados de malezas y árboles; extiéndese la llanura
hacia las gargantas de las montañas... y arriba está situada la
antigua y moderna Farsalia.

MEFISTÓFELES
¡Uf! ¡Quita allá! Y deja a un lado esas luchas entre la
tiranía y la esclavitud. Eso me causa enfado, pues no bien
concluye la cosa, la empiezan ellos de nuevo, sin que nadie se
percate de que no está hostigado sino por Asmodeo, que
permanece detrás. Bátense, a lo que dicen, por los derechos
de la libertad, y bien mirado, no son más que esclavos contra
esclavos.

HOMÚNCULO

339

338