FAUSTO


debida, la obra se lleva así a cabo en silencio. (Vuelto otra vez
de cara al hornillo.) ¡Eso va marchando! La masa se agita más
clara. Cada vez más firme es mi convicción. Lo que se pon-
deraba como misterioso en la Naturaleza, osamos nosotros
experi-mentarlo de un modo racional, y lo que ella hasta
ahora dejaba organi-zarse, lo hacemos nosotros cristalizar.

MEFISTÓFELES
Quien largo tiempo vive, mucho ha aprendido; nada
nuevo se le puede ofrecer en este mundo. Yo he visto ya, en
mis años de viaje, pueblos enteros cristalizados.

WAGNER
(Que hasta aquí ha estado siempre mirando con atención la
redoma). Esto sube, esto centellea, esto se condensa. Dentro
de un instante estará hecha la cosa. Un gran proyecto parece
insensato al principio, pero de hoy más nos reiremos del azar,
y así, un cerebro que deba pensar de un modo perfecto, en lo
venidero será también obra de un pensador. (Contemplando
extasiado la redoma.) Una fuerza suave hace sonar el vidrio.
Esto se enturbia, esto se clarifica; así, pues, la, cosa tiene que
realizarse. En una graciosa forma, veo moverse un gentil
hombrecillo. ¿Qué más queremos? ¿Qué más quiere ahora el
mundo? El misterio está en plena luz. Prestad oído a este
rumor, se convierte en voz, pasa a ser lenguaje.

HOMÚNCULO



335

334