JOHAN WOLFGANG GOETHE


OTRA DAMA
Desde los diez años no ha valido nada.

EL CABALLERO
Cuando llega la ocasión, cada cual toma para si lo mejor.
Yo me contentaría con esos hermosos restos.

UN PEDANTE
Véola claramente; sin embargo, confieso con toda
franqueza que tengo mis dudas sobre si es la verdadera
Helena. La presencia nos lleva a la exageración. Yo me atengo
ante todo a lo escrito, y allí leo que, en efecto, gustó ella de
un modo singular a todas las barbas grises de Troya; y, según
imagino, esto se ajusta perfectamente aquí. No soy joven, y a
pesar de ello, me gusta.

EL ASTRÓLOGO
No es ya un mozalbete. Es un héroe audaz que la sujeta
sin que pueda ella defenderse, y con brazo vigoroso la
levanta en vilo. ¿Intentará robarla?

FAUSTO
¡Loco temerario! ¡Cómo te atreves...! ¿No me oyes...?
¡Tente...! ¡Eso es demasiado!

MEFISTÓFELES
Pero si tú mismo has creado ese juego de fantasmagoría.



320

319