JOHAN WOLFGANG GOETHE


CUARTA DAMA
Bien quisieras tú beber a pequeños sorbos en esa copa.

QUINTA DAMA
Es muy bello, aunque no precisamente fino.

SEXTA DAMA
Pero podría tener un poquito más de soltura.

UN CABALLERO
Creo oler aquí el zagal; nada de príncipe y nada de los
modales de la corte.

OTRO CABALLERO
Vaya, así medio desnudo, no puede negarse que el mocito
es hermoso, pero habría que verle antes con la armadura.

UNA DAMA
Se sienta muellemente, con gracia.

UN CABALLERO
Sobre sus rodillas estarías muy a gusto, ¿no es cierto?

OTRA DAMA
¡Apoya de una manera tan delicada el brazo sobre la
cabeza!

EL CHAMBELÁN

314

313