JOHAN WOLFGANG GOETHE


¿Qué va a hacer ese loco cenceño? ¿Cómo puede un
hombre tan famélico estar de buen humor? Amasa como una
pasta todo el oro, que se ablanda en sus manos. De cualquier
modo que lo apriete y apelo-tone, queda ello siempre una
cosa disforme. Se dirige hacia las mujeres que hay allí; todas
gritan, todas quisieran huir, y hacen gestos y ademanes de
gran repugnancia. El bribón muestra malas intenciones.
Temo que se divierta ofendiendo el pudor. Ante una cosa así,
no puedo permanecer callado. Dadme mi vara para echarle
de aquí.

PLUTO
No sospecha él lo que nos amenaza desde fuera. Déjale
hacer esas locuras; no le quedará lugar para sus bufonadas.
Poderosa es la ley, pero más poderosa es la necesidad.

TUMULTO Y CANTO
De la cumbre de la montaña y de los bosques del valle
viene de golpe la horda selvática; acércase irresistible.
Festejan a su gran Pan. Ellos saben al menos lo que nadie
sabe, y se arremolinan en el círculo desierto.

PLUTO
Bien os conozco a vosotros y a vuestro gran Pan. Habéis
dado todos juntos un paso audaz. Sé muy bien lo que no
saben todos, y como es debido, abro este estrecho círculo.
¡Que los acompañe la buena suerte! Pueden ocurrir las cosas



280

279