JOHAN WOLFGANG GOETHE




UNA CORONA DE FANTASÍA
¡Matizadas flores, parecidas a las malvas, florescencia
maravillosa surgida del musgo! Esto no es propio de la
Naturaleza, pero la moda lo produce.

UN RAMILLETE DE FANTASIA
Deciros mi nombre no osaría el mismo Teofrasto, y no
obstante, confío agradar, si no a todas, a más de una a quien
de buen grado me entregaría si me enlazara en su cabello, si
pudiera decidirse a cederme un sitio en su corazón.

PROVOCACIÓN
Florezcan para la moda del día multicoloras fantasías y
presenten una forma rara en extremo, como nunca se
despliega la Naturaleza. Tallos verdes, campanillas de oro,
dejaos ver asomando por entre opulentos rizos... Pero
nosotros...

CAPULLOS DE ROSAS
Nosotros nos quedamos ocultos. ¡Feliz quien nos
descubre en nuestro frescor! Cuando se anuncia el verano, se
inflama el capullo de la rosa. ¿Quién puede privarse de una
dicha tal? En el reino de Flora, las promesas, los favores
dominan la mirada, el sentido y el corazón a la vez.
(Bajo el verde follaje de las calles de árboles., las jardineras exhiben
vistosamente sus mercancías.)



258

257