JOHAN WOLFGANG GOETHE


MURMULLOS
¿Qué nos importa eso...? Bufonadas de las que nadie hace
caso... Astrología... Alquimia... Eso muchas veces lo he oído...
y esperado en vano... Y aunque se salga él con la suya... no
dejará de ser un farsante.

MEFISTÓFELES
Ahí están en derredor mío, llenos de asombro y sin creer
en el gran descubrimiento. El uno desatina acerca de la
mandrágoras, el otro acerca del perro negro. ¿De qué sirve
que el uno la eche de agudo, que el otro clame contra la
hechicería, si un día por casualidad sienten hormigueo en la
planta de los pies o dejan de tener seguro el paso? Todos
experimentáis la secreta influencia de la Naturaleza
eternamente activa, y de las regiones más inferiores sube
serpenteando un rastro viviente. Cuando sintáis comezón en
todos los miembros, cuando en un paraje os halléis
inseguros, luego al punto resueltamente cavad y ahondad: allí
yace el músico, allí está el tesoro.

MURMULLOS
Tengo pesados los pies cual si fueran de plomo... Me dan
calambres en el brazo... Es la gota... Yo siento hormigueo en
el dedo gordo... A mí me duele todo el espinazo... Por unos
tales indicios, éste sería el punto más rico en tesoros.

EL EMPERADOR



252

251