FAUSTO


conoce la hora y la casa. Conque, di: ¿cuál es el aspecto del
cielo?

MURMULLOS
Son dos pícaros... Ya se entienden ellos... Un loco y un
visio-nario... Tan cerca del trono... La vieja canción... tantas
veces repetida... El loco hace de apuntador... el sabio habla.

EL ASTRÓLOGO
(Repitiendo lo que Mefistófeles le apunta). El Sol mismo es oro
puro; Mercurio, el mensajero, sirve por favor y por salario; la
señora Venus os ha hechizado a todos, y tarde o temprano os
mira con dulces ojos; la casta Luna muestra un humor
caprichoso; si Marte no os alcanza, os amenaza su poder, y
Júpiter sigue siendo siempre el más hermoso lucero. Saturno
es grande, lejano y pequeño al ojo; como metal, no le
honramos mucho, exiguo en valor, pero grande en peso. Sí;
cuando con el Sol se casa oportunamente la Luna, y con la
plata el oro, entonces el mundo está contento y feliz; todo lo
que le falta se puede lograr: palacios, jardines, mórbidos
pechos, sonrosadas mejillas. Todo esto lo proporciona el
hombre sapientísimo que puede hacer lo que no es posible
para ninguno de nosotros.

EL EMPERADOR
Oigo por duplicado lo que dice, pero ello no me
convence.



251

250