JOHAN WOLFGANG GOETHE


a mano? ¿Qué podría en este caso confabularse para el mal,
para las tinieblas, allí donde brillan semejantes astros?

MURMULLOS
Es un taimado... Ese lo entiende... Se insinúa a fuerza de
mentir ... Según anda ello... Ya sé yo... lo que se oculta ahí
detrás ... ¿Y qué más hay, pues... ? Un proyecto...

MEFISTÓFELES
¿Dónde no falta alguna cosa en una parte cualquiera de
este mundo? A uno le falta esto; a otro, aquello; pero aquí lo
que falta es dinero. La verdad es que no se le coge a puñados
del suelo; pero la sabiduría sabe hacer surgir lo que yace en lo
más profundo. En las venas de las montañas, en los
cimientos de los muros se encuentra oro acuñado y sin
acuñar. ¿Y quién lo saca a luz? me preguntaréis: el poder de
la naturaleza y el espíritu de un hombre capaz.

EL CANCILLER
¡Naturaleza! ¡espíritu...! No es así como se habla a los
cristianos. Por eso se quema a los ateos, porque tales palabras
son altamente peligrosas. La Naturaleza es el pecado, el
Espíritu es el Diablo, y entre los dos dan pábulo a la duda, su
monstruoso engendro híbidro. No nos vengan con eso. De
los antiguos dominios del Emperador sólo han salido dos
castas que sostienen dignamente el trono: los eclesiásticos y
los caballeros. Ellos son los que resisten todas las tormentas,
y en recompensa se posesionan de la Iglesia y del Estado. Del

248

247