FAUSTO


Los polvos, lo mismo que los vestidos, se dejan para las
mujercitas viejas y canosas. Por esto voy sentada desnuda
sobre mi cabrón y ostento un lozano cuerpecito.

UNA MATRONA
Harto mundo tenemos para reñir con vosotras; mas yo
espero que os pudriréis, por muy jóvenes y tiernas que seáis.

EL DIRECTOR DE ORQUESTA
Trompas de moscas y narices de mosquitos, no revolotéis
en torno de la joven desnuda. Rana entre el follaje y grillo
entre la hierba, guardad pues, bien el compás.

UNA VELETA
(Vuelta hacia un lado.) Una sociedad que nada deja que
desear. No hay más que desposadas, en verdad, y solteros,
gente todos ellos de grandes esperanzas.

LA VELETA
(Vuelta hacia el otro lado.) Y si no se abre la tierra para
tragárselos a todos, emprendiendo veloz carrera, voy a
precipitarme en seguida al infierno.

LOS XENIOS
Cual sabandijas, estamos aquí con diminutas pinzas
afiladas, para honrar como se merece a Satán, nuestro señor
papá.



215

214