JOHAN WOLFGANG GOETHE


Patas de araña, vientre de sapo y pequeñas alas a ese
pigmeo. Verdad es que esto no forma un animalejo, pero
forma un pequeño poema.

UNA PAREJITA
Pasos menuditos y grandes brincos por el rocío de miel y
los perfumados vapores. Sin duda pataleas bastante, pero no
te elevas en el aire.
UN VIAJERO CURIOSO
¿No es éso una broma de mojiganga? ¿Debo dar crédito
a mis ojos? ¡Ver hoy también aquí a Oberón el bello dios!

UN ORTODOXO
¡Ni garras ni cola! Sin embargo, no cabe en ello duda
alguna: lo mismo que los dioses de la Grecia, ese es también
un diablo.

UN ARTISTA DEL NORTE
Lo que tengo entre manos no está hoy, a decir verdad,
más que abocetado; pero me preparo con tiempo para el viaje
a Italia.

UN PURISTA
¡Ay! Mi mala estrella me condujo a este sitio. ¡Qué
desbarajuste no reina aquí! Y de toda la caterva de brujas,
sólo hay dos que vayan empolvadas.

UNA BRUJA MOZA

214

213