FAUSTO


UNA VOZ
(Arriba). Venid con nosotras, venid con nosotras desde el
lago peñascoso.

UNAS VOCES
(Abajo). Bien quisiéramos reunirnos con vosotras ahí
arriba. Estamos lavando y quedamos limpias del todo, pero
también somos eternamente estériles.

LOS DOS COROS
Enmudece el viento, huye la estrella, escóndese gustosa la
melan-cólica luna. En su zurrido, el coro mágico hace brotar
millares de chispas.

UNA VOZ
(Abajo). ¡Deteneos! ¡Deteneos!

OTRA VOZ
(Arriba). ¿Quién llama ahí desde la hendedura de la peña?

UNA VOZ
(Abajo). ¡Admitidme entre vosotras! ¡Admitidme entre
vosotras! Trescientos años hace que estoy subiendo, y no
puedo llegar a la cumbre. A gusto me hallaría entre mis
iguales.

LOS DOS COROS



199

198