FAUSTO




EL PUEBLO
Ahí yace ya uno muerto.

MARTA
(Entrando). ¿Se han escapado, pues, los asesinos?

MARGARITA
(Entrado). ¿Quién yace aquí?

EL PUEBLO
El hijo de tu madre.

MARGARITA
¡Dios Todopoderoso! ¡Qué tormento!

VALENTÍN
¡Yo muero! Pronto está dicho y aún más pronto hecho.
Pero, ¿qué hacéis ahí, mujeres, con esos gimoteos y esos
lamentos? Acercaos y escuchad.
(Todas le rodean.)
Mira, Margarita mía, tú eres joven aún, no tienes todavía
bastante experiencia y te das poca maña en tus cosas. Te lo
digo en confianza: puesto que ahora eres ya una prostituta,
sélo en toda regla.

MARGARITA
¡Hermano mío! ¡Ay, Dios! ¿Qué quieres decir con eso?

187

186