JOHAN WOLFGANG GOETHE


Muy pronto sentirás el gozo de sacar del suelo, el
calderito. El otro día eche una ojeada dentro, y vi que
contenía magníficos escudos leoninos.

FAUSTO
¿Y no había ni una presea, ni una sortija con qué adornar
a mi amada?

MEFISTÓFELES
Yo bien vi allí una cosa como una especie de collar de
perlas.

FAUSTO
Bien está. Me da mucha pena ir a su casa sin algún
presente.

MEFISTÓFELES
No debía disgustaros lo más mínimo el saborear alguna
cosa de balde. Y ahora que brilla el cielo tachonado de
estrellas, vais a oír una verdadera obra maestra. Voy a cantarle
a ella una canción moral a fin de seducirla con más
seguridad.
(Canta acompañándose con la cítara.)
"¿Qué haces ahí, Catalinita, frente a la puerta del galán, en
los primeros albores de la mañana? ¡Guarda! ¡Guarda! Te
dejará entrar como doncella, pero como doncella no te dejará
salir. ¡Andaos con tiento! Se consumó la cosa. Conque,
¡buenas noches!, vosotras pobres, pobres niñas. Si os

184

183