FAUSTO


Muy necio sería. Un mozo listo como él también se las
compone en otra parte. Así, pues, se ha escabullido.

MARGARITA
Eso no está bien.
ISABELITA
Y si logra atraparle, mal lo pasará ella. Los muchachos le
arrancarán la corona, y nosotras esparciremos paja picada
delante de la puerta de su casa. (Vase).

MARGARITA
(Dirigiéndose a su casa). ¡Cómo podía yo antes lanzar tan
duras invectivas cuando una pobre joven caía en un desliz!
Entonces no podía encontrar en mi lengua bastantes palabras
contra los pecados ajenos. ¡Cuán negro parecíame aquello, y
a pesar de que lo ennegrecía aún más, nunca era bastante
negro para mí, y me hacía cruces y me gloriaba, y ahora yo
misma me hallo entregada al pecado! Mas... todo cuanto me
impulsó a él, ¡Dios mío!, era tan bueno, ¡ay! ¡era tan dulce...




179

178