FAUSTO




UN PEQUEÑO PABELLON DEL JARDIN

MARGARITA entra de un salto, se esconde detrás de la puerta,
aplica la punta del dedo a los labios, y mira por la rendija.

MARGARITA
¡Ya viene!

FAUSTO
(Llegando). ¡Ah!, ¡bribonzuela! ¿Así te burlas de mí? ¡Ya te
pillé! (Le da un beso.)

MARGARITA
(Abrazando a Fausto y devolviéndole el beso.) ¡El mejor de los
hombres! Te amo con toda mi alma.
(Mefistófeles llama a la puerta.)

FAUSTO
(Hiriendo el suelo con el pie). ¿Quién va?

MEFISTÓFELES

157

156