FAUSTO




MARTA
Y vos, caballero, ¿viajáis así de continuo?

MEFISTÓFELES
¡Ay! La profesión y el deber a ello nos obligan. ¡Con
cuánto pesar se abandona más de un sitio, y sin embargo, no
hay manera de quedarse uno allí!

MARTA
En el ardor de la juventud, puede bien pasar eso de correr
tan libre de una a otra parte del mundo, pero llega la edad
achacosa, y el arrastrarse solo como soltero hacia la tumba, a
nadie ha hecho bien jamás.

MEFISTÓFELES
Con espanto lo veo de lejos.

MARTA
Entonces, apreciable señor, determinaos con tiempo.
(Pasan.)

MARGARITA
Sí: cuan lejos de ojos, tan lejos de corazón. La cortesía os
es familiar, pero tendréis no pocos amigos de más talento que
yo.

FAUSTO

149

148