JOHAN WOLFGANG GOETHE


(Aparte). Ahora sí que es tiempo de largarme. Esa mujer
sería muy capaz de coger por la palabra al mismo diablo. (A
Margarita.) ¿Cómo va ese corazoncito?

MARGARITA
¿Qué quiere decir el señor con eso?

MEFISTÓFELES
(Aparte). ¡Buena, inocente niña! (Alto.) Señoras, tengo el
gusto de saludaros.

MARGARITA
Adiós.

MARTA
¡Ah! Una palabra. Desearía tener un atestado en que
conste dón-de, cómo y cuándo murió y fué enterrado mi
tesoro. Siempre he sido amiga de tener las cosas en regla.
Quisiera también leer su muerte en el boletín semanal.

MEFISTÓFELES
Sí, buena señora. Por boca de dos testigos, se hace
notoria la verdad en todas partes. Tengo precisamente un
compañero muy distin-guido, a quien, en obsequio vuestro,
haré comparecer ante el juez. Voy a traerle aquí.

MARTA
¡Oh, si! Hacedlo sin falta.

142

141