JOHAN WOLFGANG GOETHE


Soy una pobre-joven. ¡Dios mío! El señor es demasiado
amable; estos adornos y dijes no son míos.

MEFISTÓFELES
¡Oh! No son los arreos tan sólo. Tenéis un aire, una
mirada tan penetrante... ¡Cuánto me alegro de poder
quedarme!

MARTA
¿Qué me traéis, pues? Tengo vivos deseos de...

MEFISTÓFELES
Quisiera comunicaros una noticia más alegre. Espero que
por ello no me haréis sufrir penitencia. Vuestro marido ha
muerto, y vengo a transmitiros sus saludos.

MARTA
¿Ha muerto? ¡Corazón fiel! ¡Ay de mi! Mi marido ha
muerto ¡Ay! Yo desfallezco.

MARGARITA
¡Ah, buena señora! ¡No os desesperéis así!

MEFISTÓFELES
Escuchad, pues, la triste historia

MARGARITA



136

135