FAUSTO


(Los animales manejan con torpeza la corona y la rompen en dos
pedazos, con los cuales saltan de un lado a otro.)
¡Ya está hecho! Nosotros hablamos y vemos, nosotros
olmos y rimamos.

FAUSTO
(Frente al espejo). ¡Ay de mí! Casi me vuelvo loco.

MEFISTÓFELES
(Señalando a los animales). Ahora hasta casi comienza a
darme vueltas la cabeza.

LOS ANIMALES
Y si ello nos sale bien, y si ello se concierta, resultan
pensamien-tos.

FAUSTO
(Como antes). Mi pecho se me empieza a abrasar.
¡Huyamos presto!

MEFISTÓFELES
(En la actitud anterior).Vaya, al menos hay que reconocer
que son poetas sinceros.
(La marmita, que hasta entonces la Mona había descuidado,
empieza a rebozar. De resultas de ello, surge una gran llama que sube
hasta la chimenea. La BRUJA desciende rápidamente a través de la
llama dando espantosos alaridos.)



111

110