FAUSTO




MEFISTÓFELES
¡Vaya un bonito pasatiempo! Interin podría yo muy bien
construir un millar de puentes. Para esa obra no bastan el arte
y el saber; también se necesita paciencia. Un espíritu tranquilo
se pasa trabajando así años enteros, y sólo el tiempo hace
eficaz la sutil fermentación. Y todo cuanto para ello es
menester, son cosas raras en extremo. No hay duda que el
diablo es quien lo enseñó a la bruja, pero el diablo no puede
hacerlo. (Reparando en los animales). ¡Mira qué graciosa fami-lia!
Esta es la criada; éste, el criado. (A los animales). Parece que la
señora no está en casa.

LOS ANIMALES
Para ir al festín, ha salido de casa por el cañón de la
chimenea.

MEFISTÓFELES
¿Y cuánto tiempo suele correr acá y acullá?

LOS ANIMALES
El tiempo de calentarnos las patas nosotros.

MEFISTÓFELES
(A Fausto). ¿Qué te parecen esos amables animalejos?

FAUSTO
Los más insulsos que he visto en mi vida.

107

106