FAUSTO




FROSH
¿Era éso tu nariz?

BRANDER
(A Siebel). ¡Y tengo la tuya en la mano!

ALTMAYER
Ha sido un golpe que ha recorrido todos los miembros.
Dadme una silla; yo desfallezco.

FROSH
Pero decidme: ¿que ha ocurrido?

SIEBEL
¿Dónde está el bribón? Si llego a rastrearle, no se me
escapará vivo.

ALTMAYER
Yo mismo le he visto salir por la puerta del bodegón
cabalgando en un tonel. Tengo los pies como si fueran de
plomo. (Volviéndose de cara a la mesa.) ¡Por mi vida! ¿Correría
aún el vino?

SIEBEL
Todo fue farsa, mentira e ilusión.

FROSH

103

102