Bram Stoker


Estoy más segura que nunca de que tengo razón. Mi nueva conclu-
sión está preparada, de modo que tengo que reunir a todos nuestros ami-
gos para leérsela. Ellos podrán juzgarla. Es bueno ser precisos, y todos los
minutos cuentan.

Memorando de Mina Harker
(Incluido en su diario)
Base de encuesta. El problema del conde Drácula consiste en regre-
sar a su hogar.
a) Debe ser llevado hasta allá por alguien. Esto es evidente, puesto
que si tuviera poder para desplazarse como quisiera, lo haría en forma de
hombre, de lobo, de murciélago o de cualquier otro animal. Evidente-
mente, teme que lo descubran o que le pongan obstáculos, en el estado de
desamparo en que debe encontrarse..., confinado como está, entre el alba y
la puesta del sol, en su caja de madera.
b) ¿Cómo puede ser transportado? En este caso, el procedimiento
del razonamiento por eliminación puede sernos útil. ¿Por tren, por carre-
tera, por agua?
1. Por carretera. Hay demasiadas dificultades, especialmente para
salir de la ciudad.
x) Hay gente; la gente es curiosa e investiga. Una idea, una duda o
una suposición respecto a lo que hay en la caja puede significar su destruc-
ción.
y) Hay, o puede haber, aduanas o puestos de control por donde
haya que pasar.
z) Sus perseguidores pueden seguirlo. Ese es su mayor temor, y con
el fin de no ser traicionado ha repelido, tan lejos como puede hacerlo, in-
cluso a su víctima... ¡A mí!
2. Por tren. No hay nadie que se encargue de la caja. Tendría que
correr el riesgo de retrasarse, y un retraso sería fatal para él, puesto que sus
enemigos lo persiguen. Es cierto que podría huir de noche, pero, ¿qué sería
de él al encontrarse en un lugar extraño, sin poder ir a ningún refugio? No
es eso lo que desea, y no está dispuesto a arriesgarse a eso.
3. Por agua. Este es el camino más seguro en cierto modo, pero el
que mayor peligro encierra en otros aspectos. Sobre el agua, carece de
poder, con excepción de por la noche; incluso entonces, solamente puede
atraer la niebla, la tormenta, la nieve y a sus lobos. Pero en caso de acci-
dente, las aguas vivas lo sumergirían y estaría realmente perdido. Podría
hacer que su barca llegara a la orilla, pero si se encontraba en tierras ene-


357

357