Drácula


Carta (manuscrita) de van Helsing a la señora Harker
25 de septiembre, 6 de la tarde
"Querida señora Mina:
"He leído el maravilloso diario de su marido. Usted puede dormir
sin duda. ¡Extraño y terrible como es, es verdad! Yo podría apostar mi
vida a ello. Puede ser peor para otros; pero para usted y él no hay
amenaza. El es un tipo muy noble; y permítame decirle, por la experiencia
de hombres, que uno que hiciera como hizo él bajando por la pared y en-
trando por ese cuarto (¡ay!, y entrando por segunda vez), no es alguien
que pueda ser perjudicado permanentemente por una impresión. Su cere-
bro y su corazón están muy bien; esto lo juro, antes de siquiera haberlo
visto; por lo tanto, tranquilícese. Tendré muchas preguntas que hacerle
sobre otras cosas. Estoy muy contento de poder llegar hoy a verlos, pues
de golpe he aprendido tantas cosas que otra vez estoy deslumbrado...
Deslumbrado más que nunca, y debo pensar.
"Su fiel servidor,
ABRAHAM VAN HELSING"

Carta de la señora Harker al doctor van Helsing
25 de septiembre, 6:30 p.m.
"Mi querido doctor van Helsing:
"Mil gracias por su amable carta, que me ha quitado un gran peso
de la mente. Y sin embargo, a decir verdad, qué cosas más terribles hay en
el mundo, y qué cosas más horrorosas si ese hombre, ese monstruo, está
realmente en Londres. Temo pensarlo. En estos momentos, mientras es-
cribía, he recibido una llamada de Jonathan, diciéndome que sale de
Launceston con el tren de las 6:25 hoy por la noche, y que estará aquí a las
10:18 para que yo no tenga miedo por la noche. Entonces, ¿podría usted
en vez, de venir a comer con nosotros mañana, pasar a desayunarse a las
ocho de la mañana si no es muy temprano para usted? Si tiene prisa, puede
irse con el tren de las 10:30, que lo dejará en Paddington a las 2:35. No me
conteste ésta, pues en caso de que no tenga noticias de usted sabré que
vendrá a desayunarse con nosotros.
"Quedo de usted, su fiel y agradecida amiga,
MINA HARKER"




184

184