Así es que sin de suyo merecerlo
puestos están en grados diferentes,
distintos sólo en su mirar primero. 75

Era bastante en los primeros siglos 76
ser inocente para estar salvado,
con la fe únicamente de los padres; 78

al completarse los primeros tiempos,
para adquirir virtud, circuncidarse
a más de la inocencia era preciso; 81

pero llegado el tiempo de la gracia,
sin el perfecto bautismo de Cristo,
tal inocencia allá abajo se guarda. 84

Ahora contempla el rostro que al de Cristo 85
más se parece, pues su brillo sólo
a ver a Cristo puede disponerte.» 87

Yo vi que tanto gozo le llovía,
llevada por aquellas santas mentes
creadas a volar por esa altura, 90

que todo lo que había contemplado,
no me colmó de tanta admiración,
ni de Dios me mostró tanto semblante; 93

y aquel amor que allí bajara antes
cantando: «Ave María, gratia plena»
ante ella sus alas desplegaba. 96

Respondió a la divina cancioncilla
por todas partes la beata corte,
y todos parecieron más radiantes. 99

«Oh santo padre que por mí consientes
estar aquí, dejando el dulce puesto
que ocupas disfrutando eterna suerte, 102

¿quién es el ángel que con tanto gozo
a nuestra reina le mira los ojos,
y que fuego parece, enamorado?» 105

A la enseñanza recurrí de nuevo
de aquel a quien María hermoseaba,
como el sol a la estrella matutina. 108

386