que mi sed sacie con su dulce estilo.» 12

Mas el respeto que de mí se adueña
tan sólo con la B o con el IZ, 14
como el sueño la frente me inclinaba. 15

Poco tiempo Beatriz consintió esto,
y empezó, iluminándome su risa,
que aun en el fuego me haría dichoso: 18

«Según mi parecer siempre infalible,
cómo justa venganza justamente
ha sido castigada, estás pensando; 21

mas yo desataré pronto tu mente;
y escúchame, porque lo que te diga
te hará el regalo de una gran certeza. 24

Por no poner a la virtud que quiere
un freno por su bien, el no nacido,
se condenó a sí mismo y su progenie; 27

por lo cual los humanos muchos siglos 28
en el error yacieron como enfermos,
hasta que al Verbo descender le plugo, 30

y la naturaleza extraviada
de su creador, añadió a su persona,
sólo por obra de su amor eterno 33

Ahora atiende a lo que ahora se razona:
a su hacedor unida esta natura,
cual fue creada fue sincera y buena; 36

mas desterrada fue del Paraíso
estando sola, pues torció el camino
de la verdad y de su propia vida. 39

Y así la pena de la cruz, medida
con la naturaleza que asumiera,
aplicóse más justa que ninguna; 42

y así ninguna fue tan injuriosa,
si a la persona que sufrió atendemos,
a la que se juntara esa natura. 45

Mas tuvo un acto efectos diferentes:
plació una muerte a Dios y a los judíos;
hizo temblar la tierra y abrió el cielo. 48

285