dime quién fuiste --dije y por qué sólo
repites estas dignas alabanzas. 36

No quedarán tus palabras sin premio,
si vuelvo a completar la corta senda,
de aquella vida que al término vuela.» 39

Y aquél: «Te lo diré, no porque espere
consuelo en ello, sino porque tanta
gracia en ti luce aun antes de estar muerto. 42

Yo fui raíz de aquella mala planta 43
que la tierra cristiana ha ensombrecido,
tal que buen fruto rara vez se coge. 45

Mas si Duay y Gante, Lila y Brujas 46
pudieran, su venganza encontrarían;
yo la suplico a aquel que todo juzga. 48

Hugo Capeto fui llamado abajo;
de mí nacieron Felipes y Luises
por quien Francia regida fue de nuevo. 51

De un carnicero de París fui hijo: 52
al extinguirse ya los viejos reyes,
salvo el que en paños grises envolvieron, 54

me encontré entre las manos con las riendas
del gobierno, y con tanto poderío
adquirido, y con tantos partidarios, 57

que a la corona viuda promovida
fue la cabeza de mi hijo, el cual
hizo nacer los consagrados huesos. 60

Mientras que la gran dote de Provenza 61
no quitó la vergüenza de mi estirpe,
valía poco, pero mal no hacía. 63

Allí empezó con fuerza y con mentira 64
su rapiña; mas luego, por enmienda,
Ponthieu tomó, Gascuña y Normandía. 66

Carlos a Italia vino y, por enmienda, 67
víctima hizo a Corradino; y luego
a Tomás, por enmienda, empujó al cielo. 69

Un tiempo veo, no muy lejos de ese,
en que saldrá de Francia aún otro Carlos, 71

206