El Bhagavad Gita




CAPITULO 15.°




EL SEÑOR Y SU DEVOTO




KRISHNA:



1. Eterno es Asvatta, el árbol de la Transmigración. En la Morada Suprema están sus
raíces, y sus ramas descienden hacia aquí abajo. Cada hoja de este árbol es un himno
sagrado, y aquél que los conoce, conoce los Vedas.

2. Sus ramas se extienden en el cielo, recibiendo la vida de las fuerzas de la naturaleza.
Sus yemas son los placeres sensuales. Y sus raíces se prolongan introduciéndose en el
mundo de los hombres, atrayendo a los mortales debido a sus acciones egoístas.

3. Los hombres no logran entender la naturaleza cambiante de este árbol, ni saben donde
comienza ni donde acaba, ni donde están sus raíces. Mas el sabio que puede ver,
blandiendo con fuerza la espada de la templanza, va y corta este árbol de fuertes y
profundas raíces, encaminándose así hacia ese sendero, que recorren aquéllos que
nunca han de volver.

4. Sólo un hombre tal, puede decir: "Refugio busco en el Espíritu Eterno, del cual surgió
la creación al principio de los tiempos."

5. Pues el hombre humilde, dotado de visión espiritual y libre de toda ilusión y de la
esclavitud a los apegos, sumerge su alma en su Espíritu Interior, erradicando así todo
deseo egoísta, trascendiendo también la dualidad producida por todos los pares de




93

93