El Bhagavad Gita




ARJUNA:

51. ¡oh Krjshna! Cuando veo la hermosura de tu cara humana, atraído por el candor de
tu belleza, mi alma se tranquiliza y mi corazón se serena.



KRISHNA:

52. Por mi Gracia te ha sido posible ver, a través de la visión espiritual, mi Forma Divi-
na, lo cual a muy pocos les ha sido concedido. Incluso los dioses del cielo anhelan
con vehemencia ver lo que tú ahora has visto.

53. Ni la recitación de los Vedas, ni la vida de austeridad, ni las limosnas a los pobres,
ni los rituales ni las ofrendas pueden revelar la visión de Mí, que tú por mi infinita
Gracia has tenido.

54. Sólo los hombres que me ofrecen su amor obtienen la Gracia de poder verme a tra-
vés de la visión espiritual. Sólo por Amor pueden recibir Mi Conocimiento. Yo sólo
me revelo a aquéllos que vienen a Mí con humildad y con amor en sus corazones,
deseando sinceramente conocer la Verdad.

55. Aquél que trabaja por y para Mí, aquél que me ama y para quien Yo soy su Meta
Suprema, liberado ya de todas las ataduras de las cosas de este mundo, y con in-
menso amor por todo lo existente, ése, en verdad viene a Mí.




62
Arjuna le pide a Krishna que adopte la figura de Vishnú, (a esta divinidad se le representa común-
mente con cuatro brazos).




81

81