El Bhagavad Gita




38. Eres el Poder Superior que estaba en el principio, Señor de los hombres desde que el
hombre existe; el más valioso tesoro que esconde este inmenso universo. Tú eres el
que ha de ser conocido al tiempo que el conocedor, la morada del descanso final.
Eres el Poder Omnipresente para el cual nada hay oculto.

39. Dios del viento y de las aguas, del fuego y la muerte, Señor de la luna solitaria,
Creador, Padre de todas las criaturas. Mil postraciones mereces en adoración a Ti, y
más aún debiera postrarme una vez tras otra ante Ti, pues eres el Poder Superior en
persona.

40. Te adoro a Ti, que estás delante y detrás de mí. Te adoro a Ti, el que me rodea por
todas partes, pues donde quiera que miro, ante mí está tu rostro. Dios omnipotente
de poderes sin límite, todo lo que existe se dirige a Ti, como la Meta Última: Tú
eres mi Todo.

41. Si alguna vez, considerándote como a un igual debido a nuestra relación amistosa, te
llamé Krishna o hijo de Yadú o mi amigo, te ruego que excuses mi inconsciencia,
pues desconocía la magnitud de tu grandeza.

42. Si alguna vez a solas o en compañía de otros, te traté irrespetuosamente, con irreve-
rencia, o si alguna vez me burlé de Ti durante nuestros juegos en nuestros ratos de
ocio, o en alguna fiesta, implorando tu misericordia, te pido perdón. ¡oh Tú, Señor
Todopoderoso!

43. Padre de los mundos y de todo cuanto existe en ellos, Maestro Supremo, ¿quién
puede igualarte a Ti? ¿Cómo podría nadie superarte, cuando en ninguno de los tres
mundos existe nada comparable a tu Grandeza? Tú eres el Poder Superior en perso-
na.

44. Ante Ti yo me inclino haciéndote Pranam61; ante Ti yo me postro en actitud de ado-
ración. Te imploro tu Gracia, oh Señor Glorioso. Mírame como mira el padre a su
hijo, como un compañero fiel mira a su amigo, como un amante mira a su amada.
¡Oh mi Señor! ¡Bendíceme con tu Gracia!


61
Pranam, es un acto de inclinación o postración de la frente sobre tierra, bien apoyado sobre las ro-
dillas o con todo el cuerpo extendido, como acto de respeto y adoración ante los Pies de Loto del Maestro,
o de otro ser espiritualmente elevado o digno de alabanza.




79

79