El Bhagavad Gita




CAPITULO 6.°




LA MEDITACION




KRISHNA:



1.Aquél que realiza sus deberes sin apego a su fruto, es un renunciante al tiempo que un
auténtico sirviente. Mas no se puede decir lo mismo de aquél que no enciende el fue-
go sagrado o no realiza sus obras ofreciéndolas como santo sacrificio.

2.Porque el Sanyasi renunciante es al tiempo el Yogi de la acción pura. Y a menos que
se entregue la voluntad terrena, nadie podrá jamás ser un Yogui.

3.Cuando un sabio alcanza los estados más altos del Yoga, sabe que el camino a seguir
es el de la acción. Mas cuando ya llega a su destino, llega a la tierra del reposo y la
paz. Entonces ya renuncia a la acción.

4.Sólo cuando él ha entregado su voluntad alcanza las alturas del Yoga. Desapegado así
de la actividad de sus sentidos, libre se encuentra ya de la atadura a sus acciones
mundanas.

5. Así pues, ¡levántate Arjuna! y, beneficiándote de la ayuda de tu Espíritu, ¡eleva tu
alma! No seas un alma caída pues al igual que tu alma puede ser tu amigo, igualmente
puede ser tu enemigo.




49

49